01
Feb

Ser feliz… nunca es tarde para comenzar

Por: Rosanna Queirolo

Cambiar… decidirte a cambiar y dar el paso para hacerlo, ese es el inicio del camino para alcanzar la felicidad que todos anhelamos. Lograrla está en tus manos, pero ¿sabes cómo?

No hay nada más cierto que para tener una vida saludable hay que entender las necesidades individuales de cada persona. Uno de mis profesores en la carrera de Health Coach -que culminé en octubre del año pasado-, es Joshua Rosenthal, quien ha trabajado en el campo de la nutrición por más de 30 años. Él asegura que somos seres independientes con necesidades distintas en todos los campos de nuestra vida, incluso en la nutrición. Por eso jamás lograremos sentirnos sanos y felices, ni alcanzaremos el peso deseado, si insistimos en seguir dietas estrictas generalizadas que se basan en prohibir alimentos más que en investigar lo que le hace bien o mal a cada uno.

Para llegar a la meta de la felicidad que todos anhelamos no hay una fórmula que funcione de un día para otro, sino que se trata de incorporar pequeños cambios que nos permitan sentir estabilidad emocional y física. Si quieres saber cómo lograr esto y por dónde empezar, hazte las siguientes preguntas:
¿Tienes un trabajo que te llena y te hace feliz?
¿Alimentas tu espíritu con una práctica que llena tu vida?
¿Haces ejercicio al menos 30 minutos al día, varios días a la semana?
¿Te rodeas de gente positiva que te quiere y te desea el bien?

Analiza tus respuestas y básate en ellas para saber qué es lo que está bien en tu vida y qué es lo que necesita ser cambiado. Vida laboral, vida espiritual, vida física y vida emocional… solo al tener un equilibrio en estos cuatro puntos puedes empezar a observar los alimentos que te hagan sentir ligera, joven y saludable; la alimentación única descubierta por ti misma a través de las opciones alimenticias que te permitan ver resultados en tu cuerpo.

Y, así mismo, esto se aplica a otras áreas de tu vida que van más allá de la alimentación, pero que son un complemento para lograr el bienestar.

Nunca es tarde para empezar. Decídete a realizar los cambios que necesitas, estos te llevarán a un estilo de vida permanente que te darán esa felicidad que buscas, anhelas, necesitas y mereces.

0 comments